Opinión: Ser y no parecer

Por Rodrigo Cárdenas

Santiago Wanderers finaliza la primera rueda del torneo de Ascenso del fútbol chileno en la 12º posición, con sólo 18 puntos, muy lejos del liderato, que era la expectativa de todos y todas a propósito del buen término de campeonato 2023.

La concesionaria del fútbol profesional, también llamada SADP, no logró conformar un plantel acorde al objetivo, gestionar un main sponsor, y ni siquiera meterse en zona de liguilla del ascenso, que por lo demás es accesible en cuanto basta con ubicarse en el noveno lugar de la tabla de posiciones para disputar dicha instancia.

No ha sido un año fácil para los wanderinos y wanderinas. La génesis de los malos resultados en el fútbol profesional masculino va de la mano de la permanencia del cuerpo técnico, que, si bien tuvo un correcto término de campeonato 2023, no convencía a la hinchada debido a su mezquindad y dependencia de rendimientos individuales. Ahora bien, el gran problema fue generado por la propia comisión fútbol, liderada por Andrés Sánchez y la asesoría del abogado Alejandro Alegría, quien trajo a la mayoría de los refuerzos que no dieron el ancho. Un fracaso absoluto.

Por su parte, el mandamás de la concesionaria, Reinaldo Sánchez, quien a mediados del año pasado amenazaba con un paro del transporte público a las autoridades locales, ha integrado a gran parte de su familia a la dirigencia del fútbol profesional, retornando incluso Luis Sánchez, uno de los dirigentes, que si bien estuvo al mando del campeonato del 2001, posteriormente propició una crisis que terminó con el club concesionado a la Joya del Pacífico SADP el año 2008. En cuanto al vicepresidente de la SADP y ex socio de Wanderers, Rafael González, se encuentra en campaña como candidato a la alcaldía del municipio de Valparaíso, a pesar de la crisis financiera y deportiva del club.

El cambio en la gerencia, con la llegada de Rodrigo Feldstedt en reemplazo de Cristian Chahuán, no ha implicado una mejora en cuanto sólo ha destacado una medida: el aumento en el valor de las entradas que ha generado malestar en el hincha wanderino, que viene a sumarse a medidas nocivas para la promoción de la asistencia de público, como el fin del plan familiar de asociación el año 2023 y la baja capacidad de gestión con la institucionalidad pública, para garantizar buenos horarios y aforos en los partidos de local.

En otra arista, a la fecha, la SADP adeuda cuatro meses de pago de concesión a la Corporación Santiago Wanderers, deuda que asciende a $8.697.260, notificada vía carta extrajudicial.

A pesar de este mal presente, la esperanza wanderina, en el caso del fútbol profesional está anclada en la incorporación de Jaime García y su cuerpo técnico, quienes han dado luces de cambios y avance en los 3 partidos disputados a la fecha bajo su dirección. Cabe destacar también a la categoría femenina, en cuanto las decanas van invictas en el campeonato de ascenso, contando con refuerzos que sí dieron el ancho. En la misma línea, vale la pena destacar el desempeño del fútbol joven, que siempre es un aporte al fortalecimiento del primer equipo masculino, por ejemplo, con Joaquín Silva.

Por su parte, la categoría masculina del futsal disputó la Copa Libertadores en Buenos Aires, volviendo a posicionar nuestro emblema en la competencia continental. La experiencia del futsal, lamentablemente, no estuvo exenta de dificultades producto de la desidia de la SADP e incumplimiento de acuerdos mínimos, como proveer indumentaria acorde al plantel y la magnitud del torneo que se disputó.

Santiago Wanderers, el Decano del fútbol chileno, patrimonio intangible de Valparaíso, integrante del club de los pioneros del fútbol mundial, no debe ni puede estar así. Aquello no es negociable, no es discutible, no es concesionable.

El éxito deportivo va de la mano del crecimiento institucional, pero nos han malacostumbrado a ser protagonistas fundamentalmente por nuestra resiliencia, incondicionalidad, orgullo y amor propio.

Debemos protagonizar el fútbol desde el éxito, porque aquello es directamente proporcional a la alegría de toda una ciudad, y con eso no se juega. Hay que SER wanderino, no solo PARECERLO.

Rodrigo Cárdenas

Socio 50.150Club de Deportes Santiago Wanderers

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *