Cristián «Pistola» Flores y su proyecto deportivo: «Hice un cambio de vida tremendo»

Corría el año 2001 cuando la carrera futbolística de Cristián Flores, aquella marcada por los esfuerzos y equivocaciones, tuvo un final repentino. Tras cerrar una exitosa campaña con el Irapuato mexicano, la posibilidad de continuar ejerciendo en Universidad Católica se vio frustrada y el “Pistola”, con apenas 28 años, debió alejarse del profesionalismo.

La situación fue como un disparo, pero que no batió en totalidad sus anhelos, pues ya pensaba en el fútbol desde otra perspectiva. Quince años pasaron desde aquel entonces para que el ex volante defensivo, quien hace poco finalizó un curso de técnico iniciador-monitor, estrenara su escuela de fútbol formativa. Un hecho que hoy lo llena de orgullo.

En las canchas Simón Bolivar -entre calles Chacabuco y Pedro Montt, en pleno plan de Valparaíso-, se le puede observar rodeado de un gran número de niños y jóvenes que se inician en el fútbol y que sueñan con algún día recorrer canchas y países detrás de un balón, tal como lo hizo él en su época como jugador.

“Estoy feliz de lo que estoy haciendo, paso todo el día en las canchas y no tengo problemas. Hice un cambio de vida tremendo. Yo fui muy criticado, pero eso ya está enterrado, así que ahora me dedico sólo a mis hijos, a mi familia y a los niños de la escuela, que es mi otra familia”, manifestó el “Pistola”.

pistola1
Para Flores, los pequeños de la escuela son su prioridad. «Es mi otra familia», dice.

LAS ENSEÑANZAS DEL PISTOLA

La escuela inició sus clases a principios de enero y ya cuenta con alrededor de 50 niños, desde los 5 hasta los 14 años, quienes son guiados por el propio ex seleccionado nacional y dos preparadores físicos. Además de las actividades motrices y trabajos con el balón, ofrece periódicamente charlas sobre nutrición dirigidas hacia los padres de los futuros cracks.

Cristian Flores, ahora con 43 años, confesó que lo que le motiva a formar jugadores es que “en Valparaíso, la droga y el alcohol está consumiendo a las familias y a los hogares. A todos mis hijos les inculco el respeto a los papás y que los amigos se cuentan con los dedos de una mano. Más que nada lo que quiero es darles una educación deportiva, que se complemente con el trato hacia sus pares, sus padres y compañeros de entrenamiento”.

pistola2
«Lo que quiero es darles una educación deportiva, que se complemente con el trato hacia sus pares», declara el mítico exjugador.

Más que sanar errores del pasado, dice que quiere estar conforme con sí mismo y dejar alguna enseñanza para sus dirigidos en la vida cotidiana. 

“Quiero que el día de mañana, algún niño diga ‘el viejito que está ahí, me dejó jugando en un club, me dio la enseñanza para respetar a mis papás y la de poder terminar mis estudios’; que si uno sale futbolista o universitario, que sea gracias a la conducta futbolística que les dí, que fue lo que no me dieron cuando chico. Los valores que me quedaron fueron sólo los que me dejó mi madre y los que quise aprender sólo, porque me crié en la calle”, agrega el ex jugador caturro.

La Escuela de Fútbol Formativa del “Pistola” Flores, imparte sus clases los días miércoles y sábados, desde las 10:00 hasta las 12:00 horas.


ESCUELA DE FÚTBOL FORMATIVA CRISTIÁN “PISTOLA” FLORES
Lugar: Canchas Simón Bolívar
Dirección: Simón Bolivar #359, entre Chacabuco y Pedro Montt).
Dirigida a niños de 5 a 14 años.
Días y horarios de clases: Miércoles y sábados de 10:00 a 12:00 horas.

VALORES
Matrícula: $20.000, la que se paga sólo una vez.
Mensualidad: $15.000.
Contacto: +56 9 5479 3374 (Cristián Flores)


Por: Prensa Corporación Wanderers / Hugo Reyes F.
Correo electrónico: corporacionwanderers@gmail.com
Facebook: /CorporacionWanderers
Twitter: @CorporacionSW

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *